Nuestra Historia

1885: La sociedad nace de una idea de Giorgio Rolfo que, en 1885, abre en Bra (CN) un taller para la construcción de carros y carrozas, en el momento en que Italia estaba saliendo de la gran crisis económica de 1880 y las políticas de proteccionismo aduanero fomentaban el desarrollo de la industria siderúrgica, química y mecánica y, por consiguiente, el desplazamiento de mercancías y personas se volvía un elemento fundamental para garantizar el progreso económico.
 
Años 30: Al fallecer el fundador, su hijo Antonio toma las riendas de la empresa y debe afrontar muchas dificultades, agudizadas por la situación en que se produce el pase del testigo: la segunda guerra mundial dificulta todavía más el afrontar y superar los retos que traen consigo los cambios productivos relacionados con la motorización de carros y carrozas. Al mismo tiempo que se producen dichos cambios, en Italia se va desarrollando la red de autopistas y la segunda guerra mundial va cesando lentamente.
 
Años 40: A finales de los años 40, el taller se amplía, trabaja a pleno ritmo reparando camiones por cuenta de cooperativas y clientes locales y, precisamente en esa época, los talleres Rolfo crean las primeras carrocerías que, en poco tiempo, llegan a constituir una amplia gama de vehículos destinados al transporte por carretera de diferentes tipos de mercancías. Además, los Rolfo se especializan en la construcción de cajas cimbradas personalizadas y a medida, para satisfacer las exigencias del cliente. Impulsados por el éxito obtenido con la producción de carrocerías y gracias a pedidos importantes (en particular, se destacan los de Ferrero y Cinzano), la empresa acomete los trabajos de ampliación del nuevo complejo industrial que, inicialmente, cuenta con cinco mil metros cuadrados de superficie cubierta sobre un área de quince mil metros cuadrados totales, donde se ubica la sección mecánica con la mayor parte de la mano de obra que ya rondaba el centenar de obreros.
 
Años 60: Un hito importante fue la participación de Rolfo en el Salón del Automóvil de Turín de 1961 que, por primera vez, le ofreció visibilidad internacional y le abrió el camino para los posteriores éxitos logrados en los mercados mundiales. En ese mismo decenio, comienza la producción de camiones para el transporte de automóviles que, con el tiempo, se vuelven el segmento principal de las actividades productivas de la empresa.
 
Años 70: En los años 70, se asoma a los mercados europeos como Alemania, Austria y Francia, mercados donde operan colosos del sector capaces de realizar economías de escala que una empresa como Rolfo no puede permitirse, si bien logra hacer frente al reto aunando funcionalidad y versatilidad en sus realizaciones.
 
Años 80: Durante los años 80, la marca Rolfo se asoma a los mercados africanos y de Oriente Próximo, mientras que, en ese momento, en Italia azota la crisis del sector mecánico que también repercute en la marca, obligándola, por primera vez, a recurrir al paro técnico.
 
Años 90: Pese a las dificultades, Rolfo sigue evolucionando y, en los años 90, la empresa desembarca en nuevos mercados europeos, como España e Inglaterra, y abre establecimientos en Francia y Argentina.
 
Años 2000: En un contexto que se ha vuelto global, el sistema productivo cambia profundamente, pero sin perder nunca las características específicas que han marcado la historia de la empresa y que le han permitido tener éxito. En 2007, la fábrica en Italia registra la entrega récord de más de 1000 unidades solo a Rusia y a países de la antigua Unión Soviética. 
Ese mismo año, se pasa de la producción clásica por "Islas" a la "Lean Manufacturing", la filosofía productiva centrada en eliminar desperdicios, simplificar los procesos y adaptar la producción a las exigencias del mercado.
 
Años 2010: Posteriormente, la crisis global y la persistente recesión económica en Europa, a finales del primer decenio del siglo XXI, impulsa a la empresa a asomarse al mercado hindú y, en general, a aprovechar nuevas oportunidades de negocios en los mercados en vías de desarrollo, acometiendo un proceso de profunda reorganización de su tejido industrial, internacionalizándose y diversificando su gama de productos.
 
EN LA ACTUALIDAD: Al cabo de más de 130 años, nuestra historia continúa…